La montaña

Siempre fue una montaña extraña, envuelta en una niebla densa que aparecía y desaparecía obedeciendo una voluntad ignota. Sus laderas estaban sembradas por pinos destacando una verde alfombra que encaramaba hasta donde empezaban la zona más despejada de la montaña. El viento solía recorrer los troncos de los árboles, silbando al valle, como si llamara … Sigue leyendo La montaña