Asalto a la Cripta Necrona de Sanctis

Antecedentes

Después de la Batalla de Nyba en la que el Astra Militarum se impuso a los Adeptus Astartes en la toma de una de las entradas a la cripta necrona en el subsuelo de Sanctis, los auspex indicaron que la mayor parte campos de estasis seguían activos, por lo que el Alto Mando accedió una pequeña operación de infiltración para detonar bombas de hiperfusión en las criptas con el objetivo de dañar el proceso de revivificación necrón. Para la misión fue asignado el Lord Comisario Olov Finnvard tomó el mando del escuadrón Garra del 101 de Lobos Rho del Militarum Tempestus.

Pero no iban a ser los únicos en irrumpir en la cripta. El escuadrón Argos, una unidad de comandos miméticos t’au, al mando de la comandante Nea habían accedido por otro punto de inserción y parecían poseer un mapa del interior de la tumba. También entraban con el objetivo de destruir los procesos necrones. Si bien el Velociwaaagh del Jefe Grint Garra Aún Más Grande había causado numerosos quebraderos de cabeza en Sanctis, resultó no ser la única facción orka en liza por el control del planeta. El kaudillo Khirzzhab Boomkilla del clan Kraneo Fúngiko, también había accedido a la cripta con la intención de saquear cuanta tecnología y explosivos pudieran rapiñar de las ruinas necronas abriéndose camino mediante cargas de demolición.

warhammer_40k___sixty_million_years_earlier_by_ruoyuart_dbt1w32-fullview
Fuente.

Mas el encuentro más extraordinario que tuvo lugar en aquel inframundo tecnológico fue un destacamento de Lobos Espaciales, atrapados en estasis, que despertaron poco después de las detonación de los explosivos orkos. La misión original de los Lobos Espaciales de la Gran Compañía de los Lobos de Muerte, dirigidos por el sacerdote rúnico Kodran Stormcaller era la misma que estaban llevando a cabo Astra Militarum y T’au, aunque para ellos el tiempo indeterminado en estasis había sido un parpadeo, prosigueron con su misión original en el interior de la cripta necrona.

Preparativos

Objetivo principal: Alcanzar el objetivo con los explosivos.
Reglas: Narrativas especiales. Estilo Space Hulk.
Ejércitos: Adeptus Astartes (Lobos Espaciales), Astra Militarum (101 de Lobos Rho), Orkos (Klan Kráneo Fúngiko), Imperio T’au (Farsight) y defensores Necrones.
Puntos: 100 (+ Personaje Especial)
Personaje Astra Militarum: Lord Comisario Olov Finnvard
Personaje Adeptus Astartes: Sacerdote rúnico Kodran Stormcaller
Personaje Orko: Kaudillo Khirzzhab Boomkilla
Personaje T’au: 
Comandante Nea

smartcapture
La Escuadra Garra mandados por el Lord Comisario Olov Finnvard lista para la inserción.

Como si una extraña sincronicidad aunara los acontecimientos, las cuatro fuerzas accedieron a las antiguas ruinas necronas desde puntos alejados entre si. Los primeros en llegar fueron los operativos del Militarum Tempestus, pronto seguidos por el escuadrón Argos T’au que disponían de detallados mapas interiores de la cripta. Pronto los Lobos Espaciales emprendieron su avance, ignorantes del tiempo que habían permanecido en estasis, atentos a cualquier amenaza. En lo profundo, en una sección derruida por la implacable tenacidad orka, una pequeña fuerza dirigida por el impaciente Khirzzhab también se abría camino hacia el corazón de la tumba.

smartcapture
Los Lobos Espaciales liderados por el Sacerdote Rúnico Kodran Stormcaller despertaron poco después de que la seguridad de la cripta necrona fuera comprometida.

Los avances iniciales fueron cautelosos, la tumba parecía desierta, pero a medida que se adentraban las defensas necronas empezaron a activarse. Guerreros necrontyr empezaron a cercar indistintamente a humanos, astartes, t’au u orkos, si bien el sistema de reanimación de la tumba parecía dañado, este iba imponiendo continua presión a las fuerzas que profanaban su cripta. El primer encuentro entre facciones fue entre Astra Militarum y Adeptus Astartes, reconocerse los unos a los otros causó que se forjara una cooperación entre bandos a pesar del desconcierto inicial.

Por otro lado, las armaduras Eclipse t’au fueron retenidos en un fuerte enfrentamiento contra guerreros necrones que finalmente superaron con destreza. A la par, en las galerías más lejanas, los orkos habían empezado

smartcapture
El Escuadrón Argos, al mando de la comandante Nea, poseía un mapa completo de las instalaciones necronas.

su zakeo arrancando todo lo arrancable de la tumba y provocado múltiples activaciones de puertas que dividieron las fuerzas de Lobos Espaciales. La cripta poseía múltiples controles diseminados por las galerías, estos controlaban compuertas y accesos de toda la sección, cuando los orkos descubrieron esto se dedicaron a provocar su habitual caos en las otras facciones en liza.

Pero los necrones jugaban en casa. Mediante su avanzada tecnología de fase, Inmortales y Omnicidas hostigaban a los intrusos. Los Militarum Tempestus, que habían avanzado rápidamente pronto se vieron enfangados en combate contra varios necrones en un cruce, aunque estaban apoyados por los Lobos Espaciales, el combate se fue recrudeciendo cada vez más provocando las primeras bajas en la Escuadra Garra. En medio de la lucha aparecieron los t’au, pero asumiendo que la amenaza necrona era mayor que las rivalidades, el Lord Comisario

smartcapture
Khirzzhab Boomkilla junto a su banda. ¡Vuelve a haber chatarra en el menú, chikoz!

Finnvard y la Comandante Nea acordaron una tregua hasta neutralizar la amenaza subterránea.

Pero la frágil alianza se encontró con la ira homicida del gran kaudillo Khirzzhab Boomkilla. Sus noblez y komandos se habían abierto camino a través de los necrones, pero ahora tomaba contacto con los otros intrusos. Rabiando porque esos debiluchos le robaran el botín, cargó furioso contra los t’au llevándose por delante uno de los Tempestus que guardaba el pasillo. Mientras su kaudillo se peleaba contra el Escuadrón Argos, el resto de orkos combatían contra los Tempestus y los Lobos Espaciales en la tumba que, además, se iba llenando cada vez más de guerreros necrones.

Pero también se reveló el objetivo de esta carrera: un pilar de energía que alimentaba toda esa sección de la tumba. Con los explosivos suficientes podía colapsar toda la cripta y dar un duro golpe a los necrones. Había un problema, para acceder al pilar se debía manipular una consola de mando especial. Esta se encontraba cerca de las posiciones de los Lobos Espaciales, donde Kodran Stormcaller estaba teniendo serios problemas para aniquilar un grupo de Inmortales.

smartcapture
El Escuadrón Argos enfrenta a los primeros guerreros necrones que despertaron con la llegada de los invasores.

Regresando al combate entre el kaudillo Khirzzhab y la comandante Nea la cosa no pintaba bien para los t’au, la brutalidad orka se estaba imponiendo a la precisión t’au. Los estrechos pasillos jugaban en contra de los comandos miméticos, una distancia corta fatal para el orko que reía histérico mientras proclamaba que nadie le impediría ver la “GranZeta Kozmika”. Finalmente los t’au quedaron malheridos y en retirada, afortunadamente solo habían tenido una baja, pero de quedarse más rato la propia comandante Nea hubiera muerto de no ser evacuada. Pero Khirzzhab tampoco había salido indemne, malherido encontró un nuevo objetivo en los humanos y, concretamente en el Lord Comisario Olov Finnvard que había estado dirigiendo los esfuerzos tácticos de los Tempestus para tomar la galería principal.

smartcapture
Los orkos zakearon a fondo todo lo que encontraron en la cripta.

Khirzzhab cargó furioso contra Olov, pero este haciendo un despliegue magistral del uso de su bólter reliquia incrustó una bala en el cráneo de la bestia verde. Esta se derrumbó pesadamente incapaz de seguir soportando sus heridas. Pero cuando Olov fue a cortar la cabeza al kaudillo para asegurarse la muerte del orko, el Gran Mekániko Garthok MezklaChatarra activó el llevalejos de Khirzzhab para sacarlo de ahí antes de expirar. Que sobreviviera al caótico viaje.. esa ya es otra historia. Parecía que para las fuerzas imperiales todo iba bien, la colaboración entre Astra Militarum y Adeptus Astartes prometía una gran victoria , pero las defensas del complejo funerario torcieron un poco más las cosas.

smartcapture
Los Lobos Espaciales tuvieron serios problemas contra Inmortales necrones.

La cripta activó un campo holográfico que afectó a todos los presentes, los Militarum Tempestus dejaron de ver a los Adeptus Astartes como sus aliados, sino parte de la hueste necrona. A los Lobos Espaciales les pasó lo mismo, vieron en el Astra Militarum otro enemigo a abatir y, debido a la confusión que aun les aturdía, sus agudos sentidos fueron incapaces de descubrir la treta. En consecuencia ambas facciones imperiales empezaron a masacrarse. Aunque en primera instancia la Escuadra Garra había asegurado el pilar objetivo, los Lobos Espaciales arrebataron el control de la consola y consolidaron su posición. A pesar de que los vástagos Tempestus era lo mejor que podía ofrecer la humanidad, se enfrentaban a los semidivinos astartes, en el combate cerrado no iban a tener oportunidad.

smartcapture
Imperiales y T’au acuerdan una tregua para neutralizar la amenaza necrona. Los orkos tenían otros planes..

Fue en ese momento cuando Olov Finnvard, después de abatir al kaudillo orko, intervino en el flanco controlado por los marines. Engrandeciendo su leyenda tras la Batalla de Nyba, el Lord Comisario avanzó hacia lo que creía que eran necrones y los fue abatiendo con una maestría brutal con su bólter hasta llegar al supuesto líder necrón, que era en realidad el sacerdote rúnico Kodran Stormcaller, que abatió con su puño de combate por sorpresa. El Astra Militarum había asegurado el objetivo, se disponía a volar la cripta, pero cuando el velo holográfico se levantó se descubrió con horror la treta necrona.

Mientras abandonaban la cripta a punto de colapsarse, Olov Finnvard ordenó a los Tempestus supervivientes que le ayudaran a cargar al malherido Kodran Stormcaller. No sabía que había ocurrido, pero no sería él quien dejara morir a un leal servidor del Emperador por culpa de una trampa xeno.

Resultado: Victoria del Astra Militarum. La cripta necrona se colapsa por los explosivos de fusión.

Un comentario sobre “Asalto a la Cripta Necrona de Sanctis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s