Fe, ciencia, espiritualidad

Esta entrada contiene spoilers del episodio 2×02 “Nuevo Eden” de Star Trek Discovery.

Quede claro antes de cualquier juicio de lo que escribo ahora que no soy ningún experto. No soy teólogo, no soy psicólogo, no soy filósofo. Soy alguien que ha aprendido de las experiencias, de lo que ha leído, de lo que ha sentido y, sobretodo, de lo que cree. No poseo la verdad ni pretendo poseerla, pues quienes bien me conocen saben que arrancarme una afirmación absoluta es una tarea imposible. Creo en las perspectivas, los puntos de vista y, precisamente esta reflexión, navega en estos mares siempre tan complejos.

Recientemente vi el segundo episodio de la segunda temporada de Star Trek Discovery, “Nuevo Eden”, un capítulo que me hizo reflexionar profundamente acerca del papel de la religión, la espiritualidad, la ciencia y el progreso de la humanidad. Valga decir que no me considero creyente de ninguna religión, pero sí creo en algo más que no vemos, algo que fluye y nos une de un modo que no comprendemos. No es que mi espiritualidad sea muy refinada, no soy practicante de nada en especial, pero sí me dejo llevar por la intuición y las sensaciones —más de lo que debería a veces —, creo que las sincronicidades, en pequeños instantes que se quedan grabados a fuego en tu mente y no se borran a pesar del paso de los años.

startrekdiscovery202-01
La tripulación de la Discovery visita una curiosa iglesia en el Terralisco.

¿Pero qué nos cuenta el episodio? Pues nos narra como la tripulación de la USS Discovery, siguiendo un potente señal energética, viaja mediante su motor de esporas a un confín alejado de la galaxia, un lugar en el que una nave estelar tardaría ciento-cincuenta años en llegar. Allí encuentran un planeta poblado por una civilización humana con un nivel tecnológico anterior al del viaje estelar. Es más, son conscientes de los logros tecnológicos de la humanidad, pero su incapacidad por mantenerlos y/o desarrollarlos les han revertido a un nivel parecido al del siglo XIX. Entonces, ¿cómo han llegado a ese planeta sin nave?

Independientemente de la trama en si, mi interés en escribir resto radica en el planteamiento de la idea de fe, espiritualidad y religión que trata el episodio. Los humanos del Terralisco, nombre del planeta, veneran un panteón de dioses que reúne las deidades de las religiones monoteístas de la Tierra en un único politeísmo. Todas ellas supeditadas entorno a una figura angélica que tuvo un papel salvador de los antepasados de estos humanos hace doscientos años antes de ser aniquilados por un bombardeo atómico.

48f78c026a8405811d00cb9627aae82669205092
El Ángel Rojo, el eje argumental de la segunda temporada de Star Trek Discovery, ¿entidad divina o alienígena? ¿Cuando se ostentan según qué capacidades existe diferencia?

Y aquí entra el conflicto eterno ciencia-religión tan en boga en nuestros días, tan suculento en la ficción. La atea y científica Michael Burnham en contraposición al ¿espiritual? capitán Pike, la primera defendiendo la explicación racional, el segundo planteando la posibilidad de que algo superior haya intervenido. No digo que Pike sea creyente, pero está claro que tiene una visión más abierta acerca de lo que significa la fe y la religión esgrimiendo la magnífica reinterpretación de la famosa de Arthur C. Clarke (aquella de cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia) como “Cualquier inteligencia extraterrestre suficientemente avanzada es indistinguible de Dios”.

Escuchar esa frase me hizo recordar en el acto mi lectura de El Retorno de los Brujos de Jacques Bergier y Louis Pauwels, libro fundacional del llamado realismo fantástico. Sin entrar en detalle, el realismo fantástico propone la duda, la pregunta, la posibilidad de que hayan existido civilizaciones anteriores a la humana en la Tierra más o menos avanzadas. No niega la evidencia científica, pero estimula la curiosidad, la pregunta, si algo no se ha podido explicar, ¿por qué no puede tener una explicación no convencional? En el mundo de lo empírico, la razón rampante, la ciencia como nueva religión monolítica, ¿queda lugar para lo extraordinario? ¿para la religión? ¿la fe? ¿la espiritualidad?

Y yo me pregunto, ¿qué es la espiritualidad? A medida que me he hecho mayor me he ido descubriendo cada vez más afín a las posibilidades de que existe un mundo que no vemos, un velo invisible al que pocos acceden y posee un vasto universo alterno que daría explicación a fenómenos hoy inexplicables. No se trata de recurrir a la manida frase de “lo hizo un mago”, pero.. ¿y si esos magos hubieran sido capaces de acceder a la realidad distinta de conciencia aun no descubierta por la inexorable ciencia? A menudo se argumenta que si no se ha demostrado, o no se puede demostrar, no existe o no es válido. ¿Cuándo nos hemos vuelto tan dogmáticos? ¿Qué derecho nos da el poseer la “presunta” verdad de una realidad y menospreciar la creencia ajena?

Para mi la espiritualidad es una condición importante del ser humano. Un principio inapelable e invisible que complementa la base de nuestras creencias, ética y principios. Que esta proceda de una enseñanza laica, religiosa o mixta es indiferente si, en el corazón de estas enseñanzas, prevalece la tolerancia y el respeto ajeno. Porque es así, a menudo se acusa a la persona creyente como intolerante, atrasada o, incluso, estúpida por creer en algo elevado. Aceptando que hay creyentes que, sin duda, muestran el peor rostro que la religión puede dar, conozco a muchas personas creyentes que son, sin duda, personas racionales y tolerantes que ni imponen ni buscan imponer su fe a los demás.

Existe una demonización de la religión, se convertirla en sinónimo de opresión, atraso cultural o cosas peores. Y oye, en buena parte de esas afirmaciones, se ha ganado a pulso esos calificativos. Pero todas esas legiones de nuevos creyentes en la nueva religión, que es la ciencia, no poseen comportamientos mejores de los que acusan abiertamente a las personas creyentes. Es más, a veces identifico a los grandes prebostes de la ciencia como la nueva inquisición que señala y desacredita cualquier corriente de pensamiento ajena a la ciencia oficial, cuando para mi es, precisamente la ciencia, la que debe poseer una amplitud de miras absoluta y jamás descartar ninguna posibilidad cuando no se tiene la respuesta.

science-and-faith-2-898x450

Al final la respuesta, la solución, se basa en la sencilla ecuación del respeto y la tolerancia, sea uno creyente o no. Todas las opciones de pensamientos son legítimas siempre que no pisen los derechos de los demás, que alguien hable de que Dios proveerá no desautoriza que el azar te eche un cable. Yo también creo que la fe debe replantearse su lugar en el mundo, que debe acogerse a lo que siempre debió ser, un acto personal, pero también creo que el ateísmo debería dejar de lado la fiereza extrema de señalar como el Mal absoluto todo lo que surja de la fe.

Regresando al asunto del capítulo, se acaba descubriendo que, efectivamente, es una suerte de entidad angélica que salva a los humanos y los lleva al Terralisco. ¿Qué es el Ángel Rojo? ¿Qué fuerza es? ¿Benigna o maligna? ¿Divina o alienígena? Si bien esas son respuestas que se darán en capítulos posteriores, la reacción humana de deificar a ese salvador ante la incapacidad de darle explicación racional acaba siendo una metáfora de la evolución del conocimiento y espiritualidad humanos. Quizá algún día encontremos respuestas científicas a lo que hoy es cuestión de fe, puede que nos sorprendan esas respuestas y nos transformen para siempre. Pero de lo que no tengo ninguna duda que, si algún día alcanzamos esas respuestas, otras de nuevas las sustituirán, miraremos atrás y seremos conscientes de que la humanidad es la suma de todas esas cosas que fuimos, somos y seremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s