Campaña de Necromunda Underhive: La Guerra por el Espinazo

Cuando el gobernador de Necromunda, Lord Helmawr, promovió la reconolización del Sector A-R7-Zeta de la Subcolmena de la Colmena Primus nadie esperaba que el enfrentamiento entre las bandas de pandilleros convirtieran la zona de guerra. Asaltos a Generatorium del Adeptus Mechanicus, atentados contra el mismísimo Adeptus Arbites y la siniestra mancha xeno que crecía desde las entrañas olvidadas de aquel inframundo metálico de la gran capital del planeta.

El Espinazo, tal como era conocido popularmente el sector, fue presa de verdaderas batallas campales entre pandilleros. Menos los Delaque, el resto de Casas de Necromunda participaron activamente en los enfrentamientos, aunque se cree que estuvieron participando en segundo plano filtrando la información que debía llegar a las capas superiores de la Colmena Primus por orden de un tercero. Parecía que alguien deseaba que todo lo que estaba ocurriendo en el Espinazo tuviera lugar, aunque ninguna de las bandas era consciente de ello.

necromunda-tease1
El Sector A-R7-Zeta, el Espinazo, es la zona en disputa por las bandas de Necromunda. Fuente: Necromunda Underhive.

Mientras Escher, Goliath, Orlock y Van Saar peleaban por la supremacía, la amenaza del culto genestealer de los Hijos del Gusano Luminiscente se iba extendiendo como un cáncer por los niveles inferiores de la Subcolmena. En poco tiempo los acólitos del culto hundieron sus garras por todo el Espinazo y su poder fue incontestable, si bien se supo posteriormente que también operaba una secta del caos devota del Padre Nurgle, los Hijos del Gusano Luminiscente impusieron su control absoluto en el territorio en disputa.

necro3
Durante la Guerra por el Espinazo se formaron breves alianzas entre bandas que se atrevieron a atacar posesiones del Adeptus Mechanicus.

En los últimos días de la guerra por el Espinazo, el Magos Biologis Yosif Gellen se adentró con una escolta de la Deathwatch en territorio de los Hijos del Gusano Luminiscente. La desaparición de un reclutador de los Puños Imperiales había causado gran revuelo en la Subcolmena, esto provocó que las autoridades imperiales no pudieran seguir ignorando las actividades siniestras del culto alienígena. A la expedición se les unió un grupo de pandilleros de distintas bandas esperando hacer acopio de toda la chatarra que pudieran reunir, y lo cierto es que no les fue mal.

necro1
Pandilleras de la banda Ultraviolet listas para actuar.

La expedición tuvo un resultado agridulce. El Equipo de Eliminación de la Deathwatch fue aniquilado por los genestealers del culto, y aunque los pandilleros lograron abatir a un magus de los Hijos del Gusano Luminiscente, tuvieron que escapar de la presión cada vez más feroz de los sectarios mutantes. Los pandilleros se llevaron algunos trofeos de la escaramuza, y esperaron que el Magos Gellen denunciara la actividad del culto genestealer en el sector. Pero esa denuncia nunca llegó. El culto acabó medrando e impuso su control sobre el Espinazo acabando así con la primera guerra de bandas del Sector A-R7-Zeta.

Bandas de la Guerra por el Espinazo

Escher: Supernova, Ultraviolet, Las Huérfanas, La Banda de las Gemelas Olsen.

Goliath: The Protein Shake Cult.

Orlock: Sons of Rust.

Van Saar: Red Shirts.

Culto Genestealer: Hijos del Gusano Luminiscente, Si Te Pillo Te Cepillo.

Culto del Caos: El Trio Heptagonario.

La Sombra del Administrador Central

Todos esperaban que el descubrimiento de las actividades alienígenas de los Hijos del Gusano Luminiscente atraería a los agentes de la Inquisición, pero nunca sucedió nada. No hubo ninguna represalia ni investigación. Pero quizá con la amenaza de verse descubiertos antes de asentar sus abyectos planes, el culto genestealer se retiró de la actividad abierta del Espinazo. Sus agentes dejaron de verse en los túneles de mantenimiento y calles de los poblados de escombros, era como si los Hijos del Gusano Luminiscente se hubieran evaporado de la misma Subcolmena.

necro2
La banda Orlock de los Sons of Rust.

A pesar de este vacío de poder, las bandas seguían lamiéndose las heridas y también se unía la extraña ausencia de los Delaque durante el conflicto. Esto fue tomado por muchos como cobardía, otros aseguraban que sus intereses estaban en otros frentes o, simplemente y como es habitual, la esquiva Casa de informadores y asesinos fuertemente relacionada con las élites de Necromunda sabían algo que las demás Casas no sabían.

Fuera como fuera esta paz no duraría demasiado. Los logros de la guerra anterior y la ausencia de un poder firme en la zona atrajeron nuevas bandas al Espinazo que desafiaron a las ya establecidas, pronto se cernía una nueva guerra callejera en el sector. También, en los mentideros de la Subcolmena, empezaron a extenderse rumores e historias sombrías acerca de las actividades de una nueva figura de poder en el Espinazo. Alguien al que apodaron como el Administrador Central cuya identidad era incluso un misterio para los Delaque, aunque claro, ¿quién se fía de un Delaque?

Hasta el momento las acciones del Administrador Central han sido un completo misterio, nadie sabe qué intenciones tiene ni qué pretende, pero su nombre esta en boca de todos los informadores y corredores de alcantarilla del Espinazo. Con la nueva guerra de bandas en ciernes quizá esta misteriosa figura decida actuar finalmente..

necromunda-underhive-wars-7


Narración de la anterior campaña de Necromunda Underhive que se jugó hace unos pocos meses. Y la introducción de la nueva campaña que continúa la trama de la anterior campaña.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s